Presentacion y prueba motos Suzuki GSX-R 2011: conclusiones

Jose A. Guerrero probando la Suzuki GSXR 750 2011 en JerezJose A. Guerrero probando la Suzuki GSXR 750 2011 en Jerez

Ahora me toca hablaros sobre mi prueba con estas nuevas motos Suzuki GSXR 600 2011 y Suzuki GSXR 750 2011. Como todos los seguidores de este blog saben, no soy un experto, ni tampoco un profesional. Como hago siempre, escribo desde mi más humilde conocimiento sobre las motos y sobre mecánica, los mismos conocimientos que tienen la mayoría de los lectores de este blog.

Suelo escribir de un modo cercano, no me meto en tecnicismos que desconozco y que con el futuro quisiera aprender. Ojalá algún día sea un gran probador de motos y os pueda escribir más técnicamente, aunque creo que os lo seguiría comentando del mismo modo. Además pienso que para eso estan las grandes revistas de motos, que ganan un pastón. Yo seguiré escribiendo como lo he hecho hasta ahora, como si hablara con mis colegas moteros, esos con los que me hinflo de bocadillos y cola-caos los domingos por la mañana entre curva y curva.

A lo que vamos: como contaba en el primer artículo de esta trilogia de presentación y prueba de las motos Suzuki GSX-R 2011, el dia no fué nada propicio para rodar rápido, incluso para rodar. Pero sí he podido sacar conclusiones y todas ellas muy favorables:

Peso global de la moto
Comparadas ambas motos con mi Suzuki GSXR 600 2006, la mia ya me parece un tanque. Esos 9 kg en la Suzuki GSXR 600 2011 y 8kg en la Suzuki GSXR 750 2011 de menos, se notan muchísimo. Ya en parado sientes que la manejas muy fácilmente, la sientes ágil. El colin casi que no lo sientes, me recordó la misma sensación cuando probé la BMW S1000RR el verano pasado en el Circuito de Almeria, como si no tuviera el colín. La reducción de peso trasero es increible.
Ya en movimiento notas que puedes manejar la moto a tu antojo, es mucho más fácil levantarla y tumbarla. Por supuesto que este cambio es un cúmulo de cambios (suspensiones, pesos, posición de la conducción, etc), pero el cambio en peso es notable, como la noche al día.

Estética: la nueva cara
Una de las cosas que más me ha gustado de estas motos, ha sido el nuevo carenado. 8 piezas menos hacen que tenga un aspecto más parecido a los carenados de fibra para circuitos. Mucho más fáciles de desmontar y montar. Incluso hay un pieza central, imitando al carbono que con solo quitar un tornillo allen puedes tener acceso a la zona motor.

El foco era mi primer objetivo al verlas por primera vez, quería verlo en vivo para poder “criticar”. Porque como ya habia comentado en este blog y en el foro, me parecía el foco de la Suzuki GSX 650 F y que se había vuelto un poco al modelo de foco de mi moto, perdiendo el aire racing de las 2008. Pero cuando ves el conjunto completo, el frontal de la moto, con esa cúpula nueva más alta, te da un aspecto realmente atractivo y elegante. Creo que el diseñador de motos japonés Shigeru Uchiyama, que también diseñó la Suzuki GSXR 1000 2009, está haciendo de las motos Suzuki GSXR unas auténticas obras de arte.

Las tomas de aire se dividen ahora en cuatro, me gusta bastante. El sillón tengo la sensación de que tiene menos espuma, no lo tengo muy claro, pero me resulta muy cómodo. Veo mejor por los espejos, debe ser por la posición del piloto, que también ha cambiado un pelín, con lo cual no tengo que estar sacando la cabeza para mirar atrás (uno de los problemas que tenemos con estas motos los que pasamos del 1.80).

Pinzas de Frenos Brembo
Aunque no pude apurar demasiado la frenada por culpa del suelo húmedo, sí que pude notar la diferencia con las pinzas  de freno anteriores, las que monta mi moto. No hay comparación, la frenada es completamente progresiva y potente. Me fiaba muchísimo de la frenada, algo que no pasa con mi moto, que me lo pienso un poco antes de clavar la frenada. Este cambio ha sido radical, hacía unos años que ibamos criticando el hecho de que Suzuki no mejorara la frenada en estas motos. Al parecer han oido nuestras quejas y nos han “regalado” estas pinzas Brembo que son una maravilla.

Horquillas Showa
Si los frenos Brembo han sido la gran sorpresa, no lo es menos las nuevas suspensiones Showa, muy suaves y progresivas. La entrada en curva es genial, no notas la carga en el tren delantero y en recta nada de vibraciones, como la seda. Mientras rodaba en pista, iba pensando (aparte de no pegarme la piña del siglo) en lo suave que iba en ese asfalto, cómo iría en el asfalto de mi ciudad, de las carreteras de mi provincia.

Creo que irá de igual modo y que muchos que cargamos las muñecas en los viajes lo vamos a agradecer muchísimo. Sobre todo porque el amortiguador de dirección va igualmente genial. Un poco más duro en la 750 con respecto al modelo anterior, pero más compacto y menos rebotes en los cambios de dirección. Todo esto con unas regulaciones de serie, no se tocaron nada en el circuito, así que imaginaros cómo iran en carretera abierta. La mia tuve que tocarla nada más entrar a circuito porque iban super duras, pero están van muy finas.

Potencia
Estas motos se suben de vuelta que dan gusto. La que me ha dejado babeando ha sido la 750, en la recta de llegada a la curva Dry Sack la tenía sobre 13.500 rpm en 4ª, cerca de los 200 km/h y la condenada me pedía más comida. La frenada fué espectacular y la entrada en curva maravillosa, pero ya me recorría la baba por el cuello cuando salgo de curva con la misma fuerza y enlazo la mini-recta con la curva 7. Se me ponen todavía los pelos de punta.

La 600 la estuve comparando con mi moto, que en bajos va realmente floja, esta notas una mejor salida y una mayor subida en los medios. Como siempre la 600 se porta mejor arriba del todo, casi en la zona roja que es donde le gusta a ella estar. Creo que los cambios en el motor le han venido de maravilla. Enlazas las marchas con una ligeresa total y la respuesta del acelerador es completamente lineal. Hace unos dias comentaba en el foro que tenia problemas en el circuito con mi moto al cambiar marchas bruscamente, la moto se me levanta un poco, se encabrita. No me ha pasado con esta, los cambios han sido suaves y continuos, no he perdido ni una milésima de segundo en ese aspecto. Estas motos son potentes, muy potentes y van a marcar los grandes records de este año 2011, estoy seguro.

Panel de instrumentos
Aprovechando el mal tiempo y la lluvia, rodé dos vueltas con el mapa B, ideal para lluvia o conducción menos extrema. La moto bajó de potencia y pude rodar sin problemas, incluso en la segunda vuelta que me habia caido un chaparrón y las gomas las notabas empapadas, todavía iba la moto fina, rodando sobre los 140 km/h en recta.

El nuevo cronómetro es genial, no me quedé con los tiempos por vuelta porque con la lluvia y lo concentrado que iba en no pisar un charco al final de recta, me hicieron dar al botón que no era y perder los tiempos. Pero es bastante curioso y fácil de utilizar. Era uno de esos gadgets que también ibamos pidiendo en estas motos.

Al igual con las luces LEDS de las RPM, aunque vayas concentrado en cambiar de marchas y conseguir la velocidad punta, puedes estar pendiente de las luces amarillas de las RPM, de esa forma nunca te pasarás de vuelta.

Escape
Cambiar el escape es una manía que tenemos todos, yo el primero (ya he tenido 3 escapes diferentes en mi moto). Buscamos que estéticamente sea más bonitos que los originales, porque últimamente en Suzuki se han lucido con el diseño de los escapes. Es cierto, sólo hay que ver los horrorosos escapes de la Suzuki GSXR 1000 2009 copiados de esa marca de escapes inglesa ya desaparecida (Micron).
La primera vez que vi mi escape me hizo hasta gracia, era curioso, un escape corto con forma triangular completamente negro. Claro, a los dos dias ya lo habia cambiado, porque más feo no puede ser. Curioso si, feo también.
En el modelo 2008 se esmeraron un poco más, es un escape que al principio te parece demasiado grande, con esa plancha metalica, pero luego te va gustando mucho más, aunque muchos lo critican por ser demasiado voluminoso.
Lo que siempre hemos buscado a la hora de cambiar nuestros escapes: estética, potencia, sonido y peso. Pues este escape nuevo tiene todo lo que le faltaba a las anteriores, es un escape bonito, suena bien y encima han reducido su peso.

Conclusiones
Creo que los ingenieros de Suzuki Motor Corporation han dado en el clavo este año. Después de tenernos a palo seco durante cinco años (del 2006 al 2010, porque los ultimos 3 años fueron solo cambios estéticos), han decidido que ya era hora de volver a ser referencia obligada en las cilindradas de 600 y 750, ser líderes de estas categorías y creo que lo han bordado.

Las motos son ágiles, son potentes, son muy manejables, estéticamente muy elegantes, mucho más cómodas que los anteriores modelos y lo más importante, son increiblemente divertidas. Qué más queremos???

Si fuera uno de vosotros, de los que estan pensando en cambiar de moto, cambiar de marca, de modelo o ni siquiera te lo estabas planteando, te recomendaría que fueras a tu concesionario oficial Suzuki más cercano y que les echaras un vistazo, porque te van a sorprender. Si puedes tener una toma de contacto antes de la compra, te aseguro que te dejará babeando, porque esta moto es la gran sorpresa del 2011.

Auguro que se venderan muchas unidades de estas nuevas motos porque merecen la pena. Si no, ya me contarás cuando nos crucemos en esas ventas de carretera y nos encontremos con una de ellas, no podrás soportarlo y te quedarás sin dormir hasta que abran el concesionario por la mañana. Saldrás de él con la matrícula bajo el brazo, te lo prometo…

Sobre el autor

Jose A. Guerrero
Jose A. Guerrero, creador y escritor en solitario del blog de Motos Suzuki GSX-R. Además de motero y fan de las motos en general, soy diseñador gráfico y web. Echa un vistazo a mi Portafolio de diseño.

Be the first to comment on "Presentacion y prueba motos Suzuki GSX-R 2011: conclusiones"

Deja un comentario

Las consultas técnicas y mecánicas, se responderán a través del FORO SUZUKI MOTOS.


*